Como sabes, el trading consiste en comprar y vender y sacar beneficio. Pero, las condiciones de compra y venta se determinan en las órdenes que se le dan al bróker y esto afecta bastante a tu operativa. ¿Cuáles son estas órdenes?

Conocer los tipos de órdenes de trading existentes es básico, puesto que como trader debes tener un control preciso en todo momento de las operaciones que se llevan a cabo (la entrada y salida del mercado) y cómo se llevan a cabo. En este artículo te voy a enseñar cuáles son esas órdenes y en qué situaciones pueden ser interesantes utilizar unas u otras.

Una orden de trading simplemente es una manera de comunicarnos con nuestro bróker, indicando nuestra intención de abrir o cerrar (total o parcialmente) una posición. Sin embargo, la orden no tiene por qué ejecutarse inmediatamente, ni al precio de cotización de ese momento. Por este motivo existen diferentes tipos de órdenes de trading: es posible configurar nuestra entrada y salida en el mercado conforme a nuestras reglas de gestión de capital y riesgo. Todas ellas se adaptan a un objetivo concreto y dependerán del estilo, la estrategia, preferencias y objetivos de tu trading.

Estas son las diferentes órdenes que tienes a tu disposición a la hora de desarrollar tu actividad de trading.

1. Tipos de órdenes de operativa en el trading

1.1. Orden a mercado

Se trata de la orden más básica, sencillamente se indica al bróker la intención de entrar o salir del mercado (es decir, abrir o cerrar nuestra posición) en el momento actual y al precio de cotización que existe en el momento en el que se lanza. La orden se ejecutará inmediatamente, el precio para la compra será el Ask (precio de oferta) y, en el caso de la venta, se aplicará el Bid (precio de demanda).

En MetaTrader, si pretendes abrir una posición a mercado, puedes encontrar este tipo de orden bajo el nombre “Ejecución instantánea”. Y es que de eso se trata precisamente: ejecutar la orden en el momento de su lanzamiento.

(Órdenes de trading a mercado en MetaTrader)

Este tipo de órdenes suelen utilizarse, principalmente, para operaciones de trading rápidas, típicas del estilo scalping o day trading. Es necesario que el activo sobre el cual se trabaja sea lo suficientemente líquido para evitar que se agote la contrapartida al precio actual y el mercado fluctúe, ejecutándose un parcial de nuestra compra o venta a un precio diferente y menos ventajoso (sobre todo si se mueve bastante pasta). Este fenómeno se conoce como “slippage” (deslizamiento del precio).

Cuando se lanza una orden de cierre de la posición a mercado, es posible realizarla por el total de la operación o bien ejecutar un cierre parcial.

1.2. Ordenes limitadas

Además de poder entrar y salir del mercado en el momento del lanzamiento de la orden de trading, también tienes la posibilidad de dejar establecido un precio concreto para que la orden sea llevada a cabo cuando se alcance el mismo. Es lo que se conoce como órdenes limitadas u órdenes pendientes (en MetaTrader suelen aparecer como “órdenes pendientes”).

(Órdenes de trading pendientes en MetaTrader)

Este tipo de órdenes de trading quedan activas, pero no se ejecutará hasta que el activo financiero sobre el cual se está operando no alcance el precio de cotización señalado.

Dicho de otro modo, si manifiestas que quieres entrar al mercado cuando el instrumento financiero realice algún movimiento que prevés según tu análisis, este tipo de órdenes pueden resultar interesantes. No exigen que el trader esté constantemente atento a los gráficos.

Dentro de las órdenes limitadas de trading pueden existir diferentes subtipos que debes conocer.

1.2.1 Orden Buy Limit

Este tipo de orden se utiliza para comprar al precio Ask indicado o más favorable. En otras palabras, comprar a un precio igual o inferior. La orden no se ejecutará si el mercado no llega hasta la cotización señalada (como en toda orden limitada).

Puedes colocarla, por ejemplo, unos puntos más arriba de cuando creas que se produce un mínimo de mercado (o un rebote en un soporte). Si el precio continúa bajando, comprarás en mejores condiciones. Lo importante es que no comprarás por encima del precio fijado.

En definitiva, la orden de trading Buy Limit te servirá para adoptar una posición larga, a un precio determinado o más bajo. Se debe colocar siempre por debajo del precio de cotización actual.

1.2.2 Orden Buy Stop

Este tipo de orden es utilizada para comprar al precio Ask fijado o superior al mismo, aunque este nos sea más desfavorable.

Siempre debe colocarse la orden de trading a un precio que se encuentre por encima del actual. El sentido de la orden Buy Stop es llevar a cabo la compra a pesar de que el precio siga aumentando y nos sea más cara. Por ejemplo, puede colocarse unos puntos más arriba de una resistencia; a la espera de que se rompa la misma.

Este tipo de orden presupone que se va a adoptar una posición larga (compra), a un precio programado superior al actual y se comprará incluso cuando el activo supere el precio fijado.

1.2.3 Orden Sell Limit

Se traduce como “orden de venta con límite” y es exactamente eso lo que se realiza: entrar cortos a un precio Bid fijado por el trader o superior al mismo. Vender a un precio superior supone que será más ventajoso.

Para ejecutar este tipo de orden, es necesario colocar el límite a un precio superior al actual. La idea es que el mercado siga creciendo y vender cuando alcance una determinada cotización o mejor para nuestros intereses.

Puedes colocarla, por ejemplo, cuando creas que se va a producir un máximo (o rebote en una resistencia). Si el precio alcanza ese nivel, venderás y obtendrás beneficios en la caída subsiguiente. Si el precio continúa subiendo unos puntos más, venderás en mejores condiciones.

1.2.4 Orden Sell Stop

Si se deja programada esta orden, el trader venderá (abrirá una posición corta) a un precio Bid determinado o bien a un precio inferior a este. Es preciso que el precio al cual se introduce la orden sea inferior al actual de mercado.

Puede parecer un contrasentido vender a un precio más bajo del que has fijado, puesto que va en contra de tus intereses como trader pero puedes colocar la orden Sell Stop unos puntos por debajo del soporte, con intención vender incluso cuando el mercado siga bajando.

1.2.5 Órdenes Buy Stop Limit y Sell Stop Limit

Este tipo de órdenes suelen aparecer en la plataforma MetaTrader. Se trata de una combinación de las órdenes pendientes (u órdenes limitadas) que hemos visto en los párrafos anteriores. Simplemente se lanza una orden stop para colocar una orden límite.

Hasta ahora, hemos visto como una orden stop (buy o sell) presupone que se activará cuando el instrumento financiero alcance la cotización indicada o una más desfavorable. Por el contrario, una orden límite (buy o sell) se introduce con la intención de abrir una posición al precio fijado o mejor que este.

Sin embargo, en este caso, se coloca una orden stop; cuando el mercado alcance la cotización que hemos introducido, se abrirá una orden limit. Es como poner una orden limitada para lanzar otra orden limitada.

Para llevar a cabo una orden Buy Stop Limit será necesario poner una orden stop por encima del precio Ask actual y el “Precio Stop Limit” (así se llama la orden límite) por debajo del nivel de stop.

Debes hacer lo contrario si pretendes colocar una orden Sell Stop Limit: Colocar el nivel de stop por debajo del precio Bid actual. El “Precio Stop Limit”, por encima del nivel de stop.

Para una mejor comprensión de todas las órdenes limitadas que hemos estado tratando, puedes observar el siguiente esquema. El punto rojo muestra el momento cuando se lanza la orden, el punto azul, cuando se ejecuta.

(Esquema de órdenes pendientes)

1.3. Orden Stop Loss

Esta orden es una de las más importantes en el trading. Un stop loss es un seguro para tu operativa.

La traducción de esta orden es “parar pérdidas”, “detener pérdidas” o “cortar pérdidas”. Supone una regla fundamental cuando se opera con derivados financieros que traen consigo apalancamiento, tales como el trading en Forex y CFDs.

La orden stop loss indica cuál es la pérdida máxima que estás dispuesto a asumir. Si el mercado se vuelve en tu contra, en el momento en el que la cotización del activo alcance el nivel que has fijado, la operación se cerrará automáticamente. Esta cuestión es importante porque sugiere que en el punto que has fijado el stop loss asumes que tu estrategia queda invalidada, tu operación es fallida y no tiene sentido seguir con ella (sólo conseguirás más pérdidas, incluso llegar a perder todo el capital).

A la hora de realizar una operativa de trading a corto plazo, es muy necesario mantener un estricto control del riesgo. El dejar programada una orden de stop loss al abrir cualquier posición de trading muestra que mantienes la disciplina al operar y gestionas la operación.

Como es natural, este tipo de orden de trading debe colocarse en un punto que suponga una pérdida. Así pues, si adquieres una posición larga, deberás colocarla por debajo del precio de entrada al mercado. Por el contrario, cuando abres una posición corta, debes colocarla por encima del precio al cual has entrado al mercado.

La orden stop loss queda programada, en estado de pendiente. Sólo se ejecuta cuando el precio llegue al nivel fijado.

1.4. Orden Trailing Stop

Este tipo de orden es una variante del stop loss. En realidad, es un “stop loss dinámico”. ¿Qué significa esto?

A la hora de colocar un stop loss ordinario, el nivel fijado permanece inamovible. Supongamos que el mercado avanza a tu favor y obtienes ganancias. Sin embargo, estos beneficios no se materializarán si no cierras la operación; el mercado sigue fluctuando.

Bien, imagina ahora que, por cualquier motivo, no cierras la operación y el mercado produce un giro, se vuelve en tu contra hasta entrar en pérdidas y se activa la orden stop loss que pusiste al abrir la operación.

En principio, si la orden stop loss está bien colocada, no debería ser ningún drama, la pérdida está controlada y debería entrar en tu plan de trading como una probabilidad (el riesgo que estás dispuesto a asumir por esta operación). No obstante, podrías haber evitado esa pérdida si el stop loss fuese ajustándose conforme la operación avanza a tu favor.

Efectivamente, si estás en una situación de beneficios, lo más lógico es que modifiques la orden de stop loss hasta situarla, por lo menos, en el precio de entrada al mercado (más la comisión correspondiente en forma de spread); el umbral de rentabilidad: es el punto en el cual no tienes beneficios, pero tampoco entrarías en pérdidas.

Conforme la operación siga avanzando, podrías ir ajustando la orden stop loss cada vez más, para asegurarte un beneficio en caso de que el mercado cambie de rumbo.

Es precisamente lo que hace, automáticamente, el trailing stop: se mueve conforme el mercado avanza a nuestro favor. Mantiene la distancia entre la entrada y el nivel de stop loss, esta distancia es siempre la misma, pero, si el mercado avanza un tramo de puntos que hemos definido, el stop loss avanza en la misma medida.

Por ejemplo, si configuramos una orden de trailing stop de 20 puntos (pips, en el mercado Forex), si el precio se mueve favorablemente 20 puntos, el stop loss se ajusta 20 puntos en el mismo sentido. La distancia entre la entrada y el stop loss sigue siendo la misma.

La orden trailing stop es una buena medida para asegurar beneficios.

1.5. Orden Take Profit

Al igual que existe una orden de trading para cortar pérdidas (stop loss), existe una orden para tomar las ganancias: el take profit. Esta orden se coloca en el punto dónde se estime que el precio ha llegado a un objetivo. La operación se cerrará automáticamente y se tomarán los beneficios de la misma.

Podrías colocarla, por ejemplo, poco antes de alcanzar en el próximo soporte o resistencia, nivel Fibonacci o cualquier otro punto que el análisis técnico te indique. La cuestión es que, en una posición de trading, estimas un recorrido potencial del precio a tu favor y representa el objetivo de tu operación.

Si el precio no alcanza este nivel, la orden no se ejecutará y no tomarás beneficios (a no ser que cierres la operación manualmente). En este caso, para evitar que el mercado se gire antes de llegar al objetivo, puedes combinarla perfectamente con un trailing stop.

(Tipos de órdenes operativas en el trading)

2. Duración de las órdenes

Una vez vistas las órdenes de trading operativas, las cuales te serán útiles para desarrollar un trading eficaz, entramos en otro asunto importante: ¿hasta cuándo permanecen pendientes las órdenes limitadas?

Lo cierto es que puedes configurar su duración según tus preferencias y tus objetivos.

2.1. Hasta la cancelación

Si dejas programada una orden pendiente y la configuras como “válida hasta su cancelación” (o término similar, dependiendo del bróker o la plataforma de trading) esta orden permanecerá activa (a la espera) hasta que la canceles manualmente.

Debemos señalar que, dependiendo del tipo de mercado o de bróker, existen órdenes que sólo permanecen activas hasta un máximo período de tiempo.

A este tipo de órdenes de trading también se les conoce como GTC (Good Til Canceled).

2.2. Hasta la finalización de la jornada

En este caso, si configuras la duración hasta la “finalización de la jornada”, “day”, “GFD” o un término similar (dependiendo del bróker y la plataforma), la orden pendiente quedará activa únicamente hasta que acabe la jornada bursátil.

Para evitar errores, debes conocer bien los horarios de apertura y cierre de los mercados en los cuales te propongas operar. Recordemos que el mercado Forex permanece abierto las 24 horas, de lunes a viernes.

Es especialmente interesante para aquellos traders que desarrollan un estilo intradía. De este modo te aseguras que la operación no queda activa de cara a la jornada siguiente.

2.3. Hasta una fecha y/u hora concreta

Si no quieres que la orden permanezca activa hasta su cancelación manual, tienes la opción de configurar una fecha y/o una hora determinada para la cual expire.

Resulta útil porque en determinadas circunstancias perdemos el interés en esa operación con el paso del tiempo. Podría darse la situación de que la orden limitada se ejecute en un momento en el cual no lo desees, en base a tu estrategia y tu estilo de trading.

También es posible determinar los horarios, para evitar que se ejecuten las órdenes de trading en un momento en el cual estás alejado de las pantallas.

En definitiva, estas son las órdenes de trading que debes conocer para desenvolverte con maestría en los mercados. Es posible que, según el bróker con el cual trabajes, algunas de ellas tengan un nombre distinto. Sin embargo, la intención que encierran es la misma.

Básicamente se trata de entrar al mercado en el momento actual, posponer la apertura a un precio concreto o unas condiciones específicas. Además, nos sirven para gestionar el cierre de la posición (en este aspecto, destacamos la importancia que tiene el stop loss para las operaciones de trading en Forex, CFDs y otros instrumentos derivados).